Breve origen de Halloween

28/10/2017
Breve origen de Halloween

Durante Halloween desaparece el velo existente entre este mundo y el más allá y entonces se abren los infiernos. Descubrir cómo empezó hace miles de años, así que cierren las puertas y pongan la luz en penumbra, y no se asusten mientras escarbamos en la verdadera historia de Halloween.

Un poco de historia sobre Halloween

Halloween tiene un origen muy antiguo, las tribus celtas dividían el año en una mitad luminosa y en otra mitad oscura, el Samhain. Su antigua celebración fue la precursora de nuestro Halloween, representa el inicio de la mitad oscura. Hace miles de años los celtas, una de las primeras tribus de Europa, celebraban con hogueras el Samhain o  festival de la cosecha la noche del 31 de octubre para dar la bienvenida a su nuevo año. Para los pueblos antiguos la cosecha marcaba la diferencia entre la vida y la muerte, si se perdían los cultivos la gente moría de hambre. Con las noches más largas surgen dudas sobre si habrá comida suficiente para todo el invierno. Supongo que es el origen de esta especie de pesadilla, era como una especie de aviso, llega el frío y la oscuridad. Era el paso de la luz a la oscuridad, era un momento en el que el espacio se volvía permeable, flexible por eso no sólo el espíritu de los muertos sino también los de otras realidades podían vagar por nuestra realidad. Los vivos y los muertos se podían mezclar, esa es la raíz de las celebraciones de Halloween.

Halloween y sus elementos característicos

Las hogueras dieron lugar a una figura muy familiar en Halloween, algo familiar pero que asusta a muchos: el murciélago. Antes de que existiera la electricidad la única forma de ver a un murciélago era alrededor del fuego porque los murciélagos comen insectos y los insectos se sienten atraídos por la luz.

Los murciélagos salen por la noche y la noche era un tiempo que daba miedo. Si para alguien los murciélagos son lo mejor y lo peor de Halloween, se lo puede agradecer a pueblos antiguos como los celtas, y no eran la única cultura antigua con costumbres aterradoras, otros incluso visitaban a sus muertos.

Muchas culturas dedican un día o un par de días a celebrar y reconocer la muerte. Un dato interesante es que gran parte de ellas, sobre todo las sociedades agrícolas, lo hacen en la misma época del año porque en primavera las cosas surgen de la tierra están muy verdes. Hacia mitad de verano se recoge la cosecha y en otoño, cuando se acerca el invierno, las cosas mueren.

 En la cultura occidental fueron preservadas principalmente por los cristianos; en un curioso e inesperado giro de la historia cuando el cristianismo se comenzó a extender adoptó y readaptó las costumbres paganas en vez de intentar acabar con ellas.

Eso facilitaba la conversión de los paganos. Un festival pagano clave que recibió maquillaje cristiano fue Lemuria; en él los celebrantes aplacaban a la muerte y culminaba el 13 de mayo.

Era el más espeluznante de los días que tenía el calendario romano para celebrar la muerte. Durante Lemuria los fantasmas de los fallecidos volvían para perseguir a la gente, para acallar a los muertos los paganos romanos echaban leche sobre sus tumbas o les ofrecían pastelitos pero en el siglo sexto después de cristo, la iglesia adoptó Lemuria convirtiendo el 13 de mayo en el día de Todos los Santos.

Un día en honor de los muertos más sagrados de la cristiandad.

Establecer esa fiesta fue un intento de cristianizar aquel festival pagano, pero se hizo manteniendo muchos de sus significados: la versión cristianizada de Lemuria tuvo tanto éxito que los líderes de la iglesia tomaron la decisión de crear Halloween.

Trasladaron el día de todos los santos al 1 de noviembre para quitar toda la fuerza al Samhain pagano. Como Samhain se celebraba la noche del 31 de octubre, antes del día de todos los santos el 1 de noviembre, la gente comenzó a llamar a sanchina all hallow's evening, la víspera all hallow's day.

El término se fue acortando hasta convertirse en All Hallow´s Even y finalmente en Halloween. Luego, para jugar sobre seguro, la iglesia dio un paso más añadiendo una fiesta, no sólo en honor de los santos, sino de todos los cristianos. El 2 de noviembre se convirtió en el día de los difuntos, un día autorizado por la iglesia en honor de los difuntos.

Así que … gracias a la iglesia por inspirar los elementos espeluznantes de Halloween!

La iglesia también ayudó a establecer la tradición del truco o trato.

¿Truco o trato?

Todo comenzó durante la Edad Media en el día de los difuntos, cuando los sacerdotes dijeron a los cristianos que rezaron por las almas atrapadas entre el cielo y el infierno en un mundo de tinieblas llamado purgatorio.

Según la iglesia si se ofrecían oraciones suficientes por ella, un alma podía volar hasta el cielo. Esto condujo a una costumbre medieval que guarda mucha similitud con el truco o trato actual. Los niños iban por las casas reclamando pastelillos de almas, unos bollos especiados rellenos de pasas, a cambio de esas delicias, los mendigos ofrecían oraciones por las almas atrapadas en el purgatorio. Este precursor del truco o trato actual se convirtió en una preocupación para los cristianos medievales, al igual que otro futuro elemento esencial para Halloween: las brujas.

El pánico a las brujas del siglo 16 contribuyó a establecer el aspecto del personaje que para muchos personifica Halloween; casi siempre mujeres las brujas eran consideradas aliadas de Satán.

Con el tiempo a medida que más y más mujeres fueron siendo acusadas de brujería, sus objetos cotidianos de cocina adquirieron dimensiones siniestras y se han convertido en iconos de Halloween. Algo tan mundano como una escoba, se convirtió en un elemento del mal.

 Otro accesorio presente en la guarida de todas las brujas era perfecto para cocinar pociones maléficas: la marmita.

Las marmitas se hicieron muy populares y naturalmente era algo que había en todos los hogares de la edad media. El sombrero puntiagudo de las brujas fue una variación del sombrero de las mujeres del campo medievales y por supuesto, el misterioso asesino acechante con ojos resplandecientes: el gato.

Gatos negros y brujas, cementerios y fantasmas, los elementos aterradores de la gran noche gótica norteamericana iban tomando forma. Estas figuras macabras no tardaron en pasar al nuevo mundo donde han ayudado a crear el gran espectáculo que conocemos hoy.

Gracias a un terrorista llamado Guy Fawkes, el 5 de noviembre de 1605 Fawkes intentó volar la cámara de los lores de Londres con 36 barriles de pólvora. Guy Fawkes fue juzgado declarado culpable y ahorcado y según la leyenda, su cuerpo fue descuartizado y arrojaron los pedazos al fuego. Al año siguiente y todos los años posteriores en el aniversario del ataque fallido, los niños de Londres se burlaron del recuerdo de Guy Fawkes causando el caos en las calles, manifestándose, mendigando y haciendo hogueras. En la actualidad en toda Inglaterra se le llama el día de Guy Fawkes o la noche de las hogueras.

La guerra civil americana acabó en 1865 con más de medio millón de muertos. Dejó atrás tal cantidad de cadáveres sin identificar que la mayoría de los soldados murieron en lugares desconocidos. Nadie sabía que nos había pasado así que había un sentimiento muy profundo de puede que vuelvan.

Las primeras historias de fantasmas de Halloween eran sobre gente que volvía a casa, que es la época en la que empezó de verdad la historia del Halloween norteamericano, después de la guerra civil cuando los inmigrantes escoceses e irlandeses trajeron con ellos sus costumbres rurales del Halloween del viejo mundo, colaboraron a que se fijarán más las tradiciones del Halloween norteamericano.

Una especie de fantasma amorfo molesto que acosaba a los niños escondido bajo las camas, llamando a las ventanas o acechando desde puertas y torniquetes. Se creía que había cocos de muchos tipos, lo que significaba que la noche de Halloween, al cruzar cualquier puerta, podía haber algo esperándote.

El símbolo más conocido de Halloween, las calabazas farol, o Jack o'lantern, también empezó como una tradición europea, pero el prototipo no se tallaba en una calabaza.

Hay una leyenda importante acerca de un personaje llamado Jack o'lantern, ya que era un follonero, era tan malo que consiguió incluso que lo echaran del infierno, que no es fácil de conseguir, pero el demonio sintió pena por él así que sacó un ascua del fuego del infierno y se la dio.

La colocó dentro de un nabo vaciado y se fue por el mundo: ésa es la leyenda de jack o'lantern.

Siguiendo una vieja costumbre europea, los niños tallan sus propias Jack o'lantern en nabos y las iluminan con velas. Fueron los norteamericanos quienes cambiaron el nabo por una calabaza grande y redonda que era más fácil de vaciar y tallar.

Ir a la tienda.

 

verifyserptrade